Galego  |  Español  |  English  |  Français                   
Inicio

Susana Seivane
Correo Electrónico

Mapa del Web

Obradoiro

Nuestras Gaitas

Tienda

Documentación

Noticias

Susana Seivane

Contactar
Cuando me dicen que escriba algo sobre Susana, me doy cuenta de lo difícil que es hablar sin que se note que es amor de padre. Como tal, no dejo de recordar aquella niña, menudita, traste y agarrada al mango de una escoba a modo de micrófono, cantando, bailando e imitando a Miguel Bosé.

Enseñarle la digitación en una flauta, en un punteiro y en un teclado de lo que hoy es un viejo órgano Farfisa, ha sido como sembrar en tierra fértil, en seguida nos dimos cuenta de que tenía un don especial, un oído musical capaz de captar una pieza a la primera.


Estábamos ilusionados con esa musicalidad-artística integral: canto, baile, gaita, flauta, piano e instrumentos de percusión gallegos: vieiras, pandereta, tambor, bombo. Desde un principio, se daba cuenta si la gaita estaba o no bien afinada y exigía que se la pusiéramos bien. Sobre la gaita, había quien me decía que se iba a “reventar”, otros que a los 15 o 16 años lo dejaría todo.

Ella admiraba a los gaiteiros y los gaiteiros alucinaban con ella. A los 10 años era reclamada para multitud de festivales, coincidiendo y compartiendo escenario con Ricardo Portela, Moxenas, Henrique Otero, Juanjo Fernández, Os Rosales, Milladoiro…, los cuales, influirían mucho en su carrera.

Creo que los gaiteiros se hacen con mucho interés, pasión y estudio, pero además, mejor si nacen gaiteiros, en este caso, gaiteira, rompiendo moldes. Ella dice que los gaiteiros y los rockeros tienen mucho en común: una filosofía, una forma de ser.


Imaginábamos que su porvenir estaría en la música pero nunca pensábamos que sería precisamente la gaita la que la llevaría como músico profesional por el mundo adelante.

La tímbrica de su gaita es inconfundible, sobre todo en temas lentos, vibrato, medida de los tiempos, a la manera más que de músico de gaiteiro, y con la ornamentación justa, logrando, con todo ello algo muy importante y difícil como es lo de transmitir lo que se lleva dentro.

No sigo porque se va a notar mucho que soy su padre.

Susana, si no te has “reventado” y no has dejado de tocar a los 15 o 16 años, no dejes de hacerlo nunca.

Un abrazo de tu padre.

Álvaro Seivane


> Acceder a la página web de Susana Seivane: www.susanaseivane.com
Obradoiro de Gaitas Seivane
Volteiro, 1-B - 15650 CECEBRE - CAMBRE - A Coruña - España
Tel: (+34) 981 676 656 - Email: obradoiro@seivane.es